img

La enfermedad de Crohn es una enfermedad crónica relacionada con inflamación del tracto digestivo, también conocido como tracto gastrointestinal (GI).

Esta puede afectar cualquier área del tracto GI, desde la boca hasta el ano, pero se encuentra más comúnmente en la porción más baja del intestino delgado (íleon) y el comienzo del intestino grueso (colon). El daño inflamatorio que resulta de la enfermedad de Crohn puede causar dolor abdominal y diarreas frecuentes y otros síntomas de la enfermedad de Crohn.

La enfermedad de Crohn es una de las enfermedades intestinales inflamatorias.
Como enfermedad intestinal inflamatoria (EII), los síntomas de la enfermedad de Crohn son similares a los de otros trastornos intestinales, como la colitis ulcerativa. Por esa razón, la enfermedad de Crohn puede ser difícil de diagnosticar. A diferencia de la colitis ulcerativa (CU), la cual afecta solo el intestino grueso (colon y recto), la enfermedad de Crohn puede afectar la totalidad del tracto digestivo, y encontrarse un intestino normal y sano en medio de partes de un intestino enfermo.

La enfermedad de Crohn afecta a hombres y mujeres por igual. Los investigadores creen que la enfermedad de Crohn es causada por una combinación de factores entre genéticos, ambientales y un sistema inmunitario sobre activo. Hasta un 20% de las personas con la enfermedad de Crohn tienen un familiar con algún tipo de EII.

La enfermedad de Crohn puede ocurrir en personas de cualquier grupo de edad, pero con más frecuencia se diagnostica en personas entre las edades de 15 y 35 años.

¿Quién
padece de la
enfermedad
de Crohn?

Hasta un

20%

de las personas con la enfermedad de Crohn tiene un familiar que padece de una EII

img

Afecta a hombres y a mujeres por igual

img

Aproximadamente
700,000 personas
en los Estados Unidos

padecen de la enfermedad
de Crohn

Puede ocurrir en cualquier momento, pero con más frecuencia comienza entre las edades de


15-35

años

img

Los síntomas varían desde a leves a severos

Los síntomas de la enfermedad de Crohn pueden variar con el tiempo y de persona a persona dependiendo de qué parte del tracto gastrointestinal está inflamada.

Algunos de los síntomas incluyen:

Diarreas frecuentes
Sangrado rectal
Pérdida de peso sin explicación
Fiebre

Dolor/Retorcijones abdominales
Cansancio
Pérdida de apetito

Los síntomas de la enfermedad de Crohn pueden aparecer de forma súbita y sin aviso.

La enfermedad de Crohn es impredecible. Justo cuando se piensa que los síntomas se entienden, la severidad de estos puede cambiar, o estos cambiar completamente.

También puede pasar por periodos de remisión con pocos o ningún síntoma. Luego de pronto, puede tener periodos de recrudecimientos con síntomas como diarreas frecuentes, cansancio o fiebre. Si tiene recrudecimientos, comuníquese con su médico para programar una cita. Para ayudarlo a prepararse para los síntomas inesperados, puede ser útil llevar con usted una Tarjeta de solicitud de uso del sanitario y así tener acceso al sanitario de forma discreta cuando ocurren síntomas inesperados.

Acceda aquí para obtener una Tarjeta de solicitud de uso del sanitario

La inflamación puede causar recrudecimiento de la enfermedad de Crohn.

Los recrudecimientos dolorosos ocurren cuando el revestimiento del intestino se hincha y se engruesa, obstruyendo el movimiento normal de los alimentos en el tracto digestivo.

Conozca sobres los síntomas de la enfermedad de Crohn y cómo estos pueden estar relacionados al daño inflamatorio directamente de un gastroenterólogo.

Pueden ocurrir complicaciones potenciales en la enfermedad de Crohn.

Junto con los síntomas dolorosos, la enfermedad de Crohn puede llevar a complicaciones, como obstrucción intestinal y la formación de tejido cicatricial.

Otras complicaciones posibles de la enfermedad de Crohn incluyen la formación de fisuras (pequeñas cortaduras o desgarres del canal anal, que pueden sangrar), abscesos (infección localizada o acumulación de pus) y fístulas (formación de túneles anormales entre dos estructuras del cuerpo).

O puede experimentar otros síntomas fuera del tracto GI, entre estos:

DOLOR ARTICULAR
LESIONES DE LA PIEL
INFLAMACIÓN OCULAR

La cirugía pudiera ser necesaria para reparar el daño causado por la enfermedad de Crohn.

Su médico puede recomendar cirugía para extirpar una porción del tracto digestivo que esté lesionada, para cerrar fístulas o extirpar tejido cicatricial.

A pesar de que las causas exactas no se conocen, lo que sí se sabe es que la enfermedad de Crohn es una enfermedad intestinal inflamatoria (EII) crónica o continua que principalmente afecta el tracto digestivo o gastrointestinal (GI). La inflamación causada por la enfermedad de Crohn puede desarrollarse en cualquier parte desde la boca hasta el ano, y los síntomas pueden variar dependiendo de qué parte del tracto GI está inflamado. Puede experimentar síntomas que ocurren fuera del tracto GI, y afectar los ojos, la piel y las articulaciones. La enfermedad de Crohn no es contagiosa ni es causada por algo que pueda haber hecho o comido.

La enfermedad de Crohn parece ser el resultado de una interacción de factores

Herencia: Puede heredar genes que lo hacen más susceptible al desarrollo de la enfermedad de Crohn

El sistema inmunitario: Cuando ocurre una provocación, se afecta el tracto gastrointestinal, causando inflamación que contribuye a los síntomas

Factores ambientales: Bacterias, un virus o algún factor no identificado en el ambiente que provoca una respuesta inmunitaria anormal

Sustancias ajenas (antígenos) en el ambiente también pueden ser una causa de la inflamación, o estas pueden estimular las defensas del cuerpo para producir inflamación que continúa sin control.

Se cree que la enfermedad de Crohn es una reacción exagerada del sistema inmunitario.

Los investigadores creen que las personas que padecen la enfermedad de Crohn experimentan una respuesta inmunitaria sobre activa. Como resultado, los intestinos se tornan en carne viva e inflamados (rojizos e hinchados) de forma crónica. Este daño inflamatorio continuo ocurre en el tracto digestivo y causa los síntomas de la enfermedad de Crohn.

img
Cómo funciona su sistema inmunitario
  • El sistema inmunitario es una red compleja de células que interactúan unas con las otras para defender el cuerpo contra invasores extraños
  • Los glóbulos blancos circulantes van en busca de invasores extraños, como bacterias o virus, células “no propias”, que se consideran peligrosas
  • Cuando los glóbulos blancos encuentran a estos invasores, envían una respuesta inmunitaria conocida como “inflamación” que resulta en la destrucción y eliminación de las sustancias extrañas
Inflamación: El arma del sistema inmunitario
  • La inflamación es el arma del cuerpo contra invasores extraños, como bacterias y virus. Los glóbulos blancos liberan moléculas conocidas como “citosinas”, mensajeros químicos que promueven la inflamación
  • La inflamación ayuda al cuerpo a limitar los efectos del invasor para que no se propague. Una vez se destruye el invasor extraño, la inflamación desaparece
  • El enrojecimiento, la hinchazón y el dolor todos son signos de que está ocurriendo inflamación en el cuerpo, y en la enfermedad de Crohn, esta inflamación es crónica (continua) a menos que se controle con un plan de tratamiento efectivo

A pesar de que en este momento la enfermedad de Crohn no tiene cura, hay una amplia variedad de opciones de tratamiento disponibles que pueden ayudar a controlar los síntomas de la enfermedad de Crohn y hasta ayudarlo a lograr y a mantener la remisión (tener pocos o ningún síntoma por un periodo de tiempo) siempre y cuando se cumpla con el tratamiento indicado. De hecho, lograr y mantener la remisión es el objetivo principal del tratamiento de la enfermedad de Crohn.

Es importante establecer los objetivos del tratamiento con su médico

A menudo, el tiempo que pasa con su médico puede ser limitado, por eso su prioridad debe ser hablar con su médico acerca de qué puede esperar del tratamiento y si su plan de tratamiento está funcionando en cada visita. Hable con su médico acerca de

encontrar un tratamiento que pueda ayudarlo a lograr estos objetivos:

Controlar la inflamación que le provoca los síntomas

Lograr la remisión

Mantener la remisión

Recuerde, si aún experimenta un recrudecimiento de los síntomas y está siguiendo su tratamiento según indicado, puede hablar con su médico acerca de si su tratamiento es el adecuado para usted. Su médico puede reevaluar sus medicamentos dependiendo de la severidad de sus síntomas (si son leves, moderados o severos).

¿Cuán severos son sus síntomas de la enfermedad de Crohn?

Leves a moderados

Puede tener síntomas como:

  • Diarreas frecuentes
  • Dolor abdominal (pero puede caminar y comer de forma normal)
  • No tiene signos de:
  • Deshidratación
  • Fiebre alta
  • Sensibilidad abdominal
  • Masa dolorosa
  • Obstrucción intestinal
  • Pérdida de peso de más de un 10%
Moderados a severos

Puede tener síntomas como:

  • Diarreas frecuentes
  • Dolor o sensibilidad abdominal
  • Fiebre
  • Pérdida de peso significativa
  • Anemia significativa (algunos de estos síntomas pueden incluir cansancio, respiración entre cortada, mareo y dolor de cabeza)
Muy severos

Síntomas persistentes a pesar de un tratamiento apropiado para la enfermedad de Crohn de moderada a severa, y también puede experimentar:

  • Fiebre alta
  • Vómitos persistentes
  • Evidencia de obstrucción intestinal (bloqueo) o abscesos (infección localizada o acumulación de pus). Algunos de estos síntomas pueden incluir dolor abdominal que no desaparece o se empeora,hinchazón abdominal, náuseas o vómitos, diarreas yestreñimiento.
  • Pérdida de peso más severa