img

La colitis ulcerativa (CU) es una enfermedad crónica, o continua, que afecta el colon y el recto, juntos se conocen como el intestino grueso. El revestimiento más interno del intestino grueso se inflama, y se pueden formar úlceras, que son pequeñas ampollas abiertas, en la superficie.

La CU, a diferencia de otras enfermedades intestinales inflamatorias (como la enfermedad de Crohn), afecta solo el intestino grueso, y solo su revestimiento más interno. La colitis ulcerativa ocurre en el recto y el colon, afectando una parte o la totalidad del colon y aparece en un patrón continuo. La inflamación puede causar dolor abdominal, diarreas y otros síntomas que varían de persona a persona y van de leves a severos.

A lo largo del curso de la enfermedad, el área afectada pudiera permanecer igual.

Hay varios tipos de CU, y el tipo depende de dónde está localizada la inflamación. Se cree que tantos como 700,000 norteamericanos tienen CU, y la enfermedad tiende a ser hereditaria. De hecho, hasta un 20% de los diagnosticados tienen un familiar cercano con una EII. Los hombres y las mujeres se afectan por igual por las EII.

¿Quién
padece
de colitis
ulcerativa?

Hasta un

20%

de las personas con CU tiene un familiar que padece de una EII

img

Afecta a hombres y a mujeres por igual

img

Aproximadamente
700,000 personas
en los Estados Unidos

padecen de la colitis ulcerativa

Puede ocurrir en cualquier momento, pero con más frecuencia comienza entre las edades de


15-30

años

img

Los síntomas varían desde a leves a severos

Los síntomas de colitis ulcerativa (CU) varían de leves a severos. Los síntomas pueden variar con el tiempo y de persona a persona, dependiendo de qué parte del intestino grueso esté inflamado y la severidad de la inflamación. Como los síntomas son distintos dependiendo de la persona, la manera de evaluar qué usted considera un recrudecimiento de los síntomas es relativo a lo que es “normal” para usted.

Los síntomas de colitis ulcerativa pueden incluir:

  • Dolor / incomodidad abdominal
  • Sangre o pus en las heces
  • Fiebre
  • Pérdida de peso
  • Diarreas frecuentes y recurrentes
  • Cansancio
  • Disminución del apetito
  • Tenesmo: Una sensación súbita y constante de tener que evacuar

Al discutir su CU con su médico, es importante tener una conversación abierta y franca sobre sus síntomas, ya que su médico usará esa información para ayudar a decidir qué plan de tratamiento es adecuado para usted.

La tabla a continuación puede ayudarlo a entender las diferencias entre los síntomas leves, moderados y severos. Su médico puede usar medidas similares para determinar la severidad de sus síntomas. Es importante recordar que cada persona es distinta y que los síntomas pueden variar de una persona a otra.

A pesar que no se conocen las causas exactas, lo que sí se sabe es que la colitis ulcerativa (CU) es una enfermedad intestinal inflamatoria (EII) crónica, o continua, que afecta principalmente el intestino grueso. La CU también puede afectar los ojos, la piel y las articulaciones. No es contagiosa ni es causada por algo que puede haber hecho o comido.

Se cree que la colitis ulcerativa es el resultado de una interacción de factores

  • Herencia: La herencia de genes puede hacerlo más susceptible a desarrollar CU
  • El sistema inmunitario: Cuando ocurre una provocación, este afecta el intestino grueso, causando inflamación que contribuye a los síntomas.
  • Factores ambientales: Bacterias, un virus o algún factor no identificado en el ambiente que provoca una respuesta inmunitaria anormal

Sustancias extrañas (antígenos) en el ambiente pueden también ser una causa de inflamación, o estas pueden estimular las defensas del cuerpo para producir inflamación que continúa de forma descontrolada.

Se cree que la CU es una reacción exagerada del sistema inmunitario.

Los investigadores creen que las personas con CU experimentan una respuesta inmunitaria sobre activa. Como resultado, el intestino grueso se torna en carne viva e inflamado (rojizo e hinchado) de forma crónica. Este daño inflamatorio continuo causa los síntomas de la colitis ulcerativa.

Cómo funciona su sistema inmunitario
  • El sistema inmunitario es una red compleja de células que interactúan unas con las otras para defender el cuerpo contra invasores extraños.
  • Los glóbulos blancos circulantes van en busca de invasores extraños, como bacterias o virus, células “no propias”, que se consideran peligrosas
  • Cuando los glóbulos blancos encuentran a estos invasores, envían una respuesta inmunitaria conocida como “inflamación” que resulta en la destrucción y eliminación de las sustancias extrañas
Inflamación: El arma del sistema inmunitario
  • La inflamación es el arma del cuerpo contra invasores extraños, como bacterias y virus. Los glóbulos blancos liberan moléculas conocidas como “citosinas”, mensajeros químicos que promueven la inflamación
  • La inflamación ayuda al cuerpo a limitar los efectos del invasor para que no se propague. Una vez se destruye el invasor extraño, la inflamación desaparece
  • El enrojecimiento, la hinchazón y el dolor todos son signos de que está ocurriendo inflamación en el cuerpo, y en la enfermedad de Crohn, esta inflamación es crónica (continua) a menos que se controle con un plan de tratamiento efectivo

Afortunadamente, hay una amplia variedad de opciones de tratamiento disponibles que pueden ayudar a controlar la colitis ulcerativa (CU) siempre y cuando cumpla con su tratamiento según indicado. Lograr tener la colitis ulcerativa controlada y alcanzar una remisión (pocos o ningún síntoma) es un objetivo principal del tratamiento de la colitis ulcerativa.

Es importante establecer los objetivos del tratamiento con su médico

A menudo, el tiempo que pasa con su médico puede ser limitado, por eso su prioridad debe ser hablar con su médico acerca de qué puede esperar del tratamiento y si su plan de tratamiento está funcionando en cada visita. Hable con su médico acerca de encontrar un tratamiento que pueda ayudarlo a lograr estos objetivos:

  • Controlar la inflamación que le provoca los síntomas
  • Lograr la remisión
  • Mantener la remisión

Recuerde, si aún experimenta un recrudecimiento de los síntomas y está siguiendo su tratamiento según indicado, puede hablar con su médico acerca de si su tratamiento es el adecuado para usted. Su médico puede reevaluar sus medicamentos dependiendo de la severidad de sus síntomas (si son leves, moderados o severos).

Severidad de los síntomas de colitis ulcerativa

Leves
  • Hasta 4 heces sueltas al día
  • Las heces pueden contener sangre
  • Dolor abdominal leve
Moderados
  • De 4-6 heces sueltas al día
  • Las heces pueden contener sangre
  • Dolor abdominal moderado
Severos
  • Más de 6 heces sueltas sanguinolentas al día
  • Fiebre, anemia y frecuencia cardiaca rápida
Más de 10 heces sueltas al día
  • Más de 10 heces sueltas al día
  • Sangre constante en las heces
  • Dolor/distención abdominal
  • Puede requerir transfusiones de sangre
  • Posibles complicaciones mortales